Este sitio web utiliza “cookies” propias y de terceros para poder ofrecerle un mejor servicio. Al navegar por nuestro web acepta su uso. Más información x
2013

2013

Josep M. Oliveras

El cartel de este año del festival Temporada Alta es tan cotidiano como intrigante. Al fotógrafo Josep Maria Oliveras sólo le han hecho falta tres elementos –una cinta métrica de costurera, un fósil y una pequeña pieza de madera– para resumir el espíritu de Temporada Alta en un retrato. El personaje que lo protagoniza, asegura Oliveras, «quiere impactar y emocionar con lo mínimo». «El personaje –añade– tiene una duplicidad: es actor y espectador a la vez». Por último, la pieza de madera que hay en la parte inferior de la imagen recuerda a un estrado o a las mesas de un escenario. «Lo primero que te obliga a plantearte es qué representa la imagen. He querido crear una imagen impactante, fresca, divertida y elegante a la vez», subraya el artista. El otro elemento sorpresa de la obra es el campo negro que lo rodea: «El negro es un elemento de misterio y sorpresa», explica el autor.

Aunque Josep Maria Oliveras asegura que su retrato no representa ninguna de las máscaras de la comedia y de la tragedia, sí que se puede encontrar otra obra que contiene el mismo espíritu juguetón y a la vez experimental de su imagen: la escultura de una hembra de babuino con su cría que Picasso hizo el 1951 utilizando, para hacer la cabeza de la figura, un coche de juguete. El uso de objetos encontrado en las dos piezas tiene un carácter lúdico y a la vez más profundo del que pueda parecer de entrada.

El cartel de este año del festival de Temporada Alta representa una excepción. A lo largo de los más de veinte años de historia del festival, la fotografía ha hecho acto de presencia en pocas ocasiones, a pesar de que los fotógrafos que hicieron el cartel en 2004, 2006 y 2012 son tres pesos pesados de la escena artística catalana: Toni Catany, Joan Fontcuberta y Francesc Torres. La obra de Josep Maria Oliveras también resulta extraordinaria porque él mismo fue el encargado de fotografiar las obras que otros artistas como Antoni Tàpies, Narcís Comadira, Frederic Amat y Santi Moix crearon para los carteles de ediciones anteriores del festival. Con este encargo, pues, Oliveras ha dejado de mirar los toros desde la barrera para saltar al medio de la plaza.

 

Antes de este retrato esencial que Oliveras ha realizado para el cartel del festival Temporada Alta, ya había hecho otros, aunque totalmente diferentes. El año pasado Oliveras expuso en la Casa de Cultura de Girona una serie de retratos que hizo al escultor Torres Monsó. Mientras que estos jugaban con el barroquismo, el personaje que ha creado para el cartel basa su impacto en la economía de medios. Mientras que antes había manipulado y deformado el rostro del escultor, el hombre (o la mujer) del cartel del festival recuerda a un rostro dibujado por un pintor con un par de gestos rápidos.

Josep Maria Oliveras cuenta con una trayectoria dilatada en el campo de la fotografía profesional, la edición y el comisariado de exposiciones. El cartel que ha realizado para el festival Temporada Alta representa la vertiente más personal de su trabajo. «Desde hace dos o tres años he procurado no trabajar tanto por encargo o hacer un trabajo más personal, centrado en qué quiero decir en el ámbito de la imagen», afirma Oliveras. A la vez que sigue experimentando para encontrar un lenguaje y una poética propios, el artista no es ajeno a la realidad que le rodea. «Tengo las mismas preocupaciones que la mayoría de ciudadanos –subraya el artista–. Vivimos unos momentos muy críticos y dolorosos».

Además de convertirse en la imagen del festival Temporada Alta, el personaje de Josep Maria Oliveras podrá ser contemplado en una exposición del Bòlit, el centro de arte contemporáneo de Girona, el próximo otoño. Estará acompañado de dos vídeos de Perejaume y de una vídeoinstalación de Javier Pérez. «La obra está pensada para que se pueda adaptar a diferentes formatos. Sólo se tienen que tener en cuenta las dimensiones y el campo negro que rodea el personaje». El mismo negro de un teatro a oscuras justo antes de que empiece el espectáculo...

Antoni Ribas

 
Un festival de Bitò con la colaboración de:
Patrones principales:
Medios patrocinadores:
Medio Oficial:
Con el patrocinio de: