Este sitio web utiliza “cookies” propias y de terceros para poder ofrecerle un mejor servicio. Al navegar por nuestro web acepta su uso. Más información x
2017

2017

Manel Esclusa

Un escenario: la caja de Pandora, o un gabinete de las maravillas

El director polaco Krystian Lupa acostumbra a poner un hilo rojo en la boca del escenario de sus montajes. En lugar del hilo, a veces pone un marco, también rojo. Ambos gestos son una advertencia al espectador: lo que pasa en el escenario es más real y más penetrante que la vida que está en la platea, y si el espectador se atreve a atravesar estas marcas, tiene que asumir las consecuencias. Cuando salga del teatro, será otra persona. La imagen que el fotógrafo Manel Esclusa ha creado para el cartel de esta edición del Festival Temporada Alta también recoje que un escenario es un lugar exepcional. Tanto puede ser una caja de Pandora, y desatar un terremoto en la conciencia del espectador, como un gabinete de maravillas y divertir al público.

"La imagen sólo son puntos de luz y el rastro de la luz", dice Manel Esclusa. "Pensé que está vinculado al mundo del teatre -añade- que haya dos elementos importantes dentro la escenografía, que sono la iluminación tal como estaba inicialmente, con velas y a ras de suelo, y posteriormente la iluminación de altura, con luz elécreica. Ambas iluminan un escenario donde aún no hay ningún protagonista del espectáculo".

Es dificil explicar tantas cosas con tan pocos elementos. El protagonista de la imagen es un rayo de luz, pero el foco que lo proyecta crea un espacio donde aún no se sabe qué pasará. Y esta incógnita es al mismo tiempo excitante y vertiginosa. "Se tracta del misterio que da la oscuridad, que existe porque hay unas luces que la manifiestan, de la misma manera que la luz existe porque hay la oscuridad", explica el artista.

"La iluminació determina un espacio y es protagonista, porque le da un caracter determinado a la escena", subraya Esclusa, que también explica que las luces del cartel para Temporada Alta pueden evocar "el inicio, la media parte o el final de un espectáculo".

A pesar de que la imagen de Manel Esclusa para Temporada Alta está hecha dentro un teatro, conecta de una manera muy directa con sus fotografías nocturnas de espacios urbanos. "La fotografía también es un equilibrio continuo entre luz y oscuridad", concluye el artista.

La imagen de Manel Esclusa también se puede ver como el contrapunto de la que Francesc Torres creó para el Festival el año 2012, en la que convirtió el movimiento de un acróbata casi en una estrella de luz. El Festival mantiene una colaboración continuada con el mundo de la fotografía. Además de Manel Esclusa y Francesc Torres encargó obras a otros fotógrafos, como Toni Catany, Joan Fontcuberta y Josep Maria Oliveras.

Antoni Ribas

 

Manel Esclusa

Manel Esclusa (Vic 1952). Es considerado como uno de los fotógrafos más destacado de las últimas decadas. Llegó a la fotografía cuando aún era niño a través del laboratorio de su padre, con quien trabajó en el campo de la fotografía comercial entre los años 1966 y 1972. En 1974 le concedieron una Beca de Fotografía de la Dotación de Arte Castellbach y asiste a los Stages Internationaux de la Photographie d'Arles, en Francia, donde tiene como profesores a fotógrafos de la talla de Ansel Adams, Neal White, Arthur Trees, Ian Dieusaide, Denis Briat y Lucien Clergue. Poco después será uno de los fundadores del Grup Alabern juntamente con Rafael Navarro, Joan Fontcuberta y Pere Formiguera.

A finales de los años '70, Esclusa inicia sus investigaciones sobre las condiciones de la luz nocturna y diferentes aspectos de la escasez lumínica, temática que conserva hasta hoy en día. Los resultados de este proceso de experimentación técnica han conseguido materializar la luz, creando espacios arquitectónicos, a través de sombras y efectos lumínicos, que construyen espacios fantasmales, oníricos y poéticos.

Es un artista reconocido mundialmente, gracias a numerosas exposiciones como por ejemplo Aquariana, Gits, Ahucs, Naus, entre otras, la mayoría de ellas con eco internacional. Actualmente sus trabajos se pueden encontrar a la Bibliotèque National, el Museu Réattu (Francia) i al Museu Nacional d'Art de Catalunya; pero también en muchos otros museos y colecciones privadas. Manel Esclusa paralelamente a la carrera de artista ha ejercido como docente a lo largo de su vida, tanto en talleres como en escuelas.

Descarga: af_ta17_cartell_dina33.jpg
Un festival de Bitò con la colaboración de:
Patrones principales:
Medios patrocinadores:
Medio Oficial:
Con el patrocinio de: